31 ago. 2009

Diario de la ley seca. Día 1



Usted agarra y hace un parate. Se dice: El primer día es fácil. Para tomar esta determinación, probablemente venga de propinarse un atracón bestial, y es casi instintivo someterse a esta limpieza. Casi la disfruta. Este primer día no sufre consecuencias de ningún tipo. Incluso duerme bien, sin desmayarse. Sus reservas están completas. La realidad sigue siendo la misma. ¿Pero por qué lo hace? Bueno, bueno, un sin fin de motivos, pero digamos que para experimentar con otra sustancia, la no-sustancia. Ah! El señor cree cosas, quiere “experimentar”…ahá ¿y que más? ¿Cuántos días va a… “experimentar”? Bueno…¿un mes? Si, un mes. ¿Así a pelo? A pelo. Ah! Ahora el señor es jinete…hacéme el favor! El jueves va a estar por acá de nuevo, mendigando.
Igual no pasa nada, lo hace por deporte. O sea, tranquilo, está todo bajo control. Vaya, dele, no me mire, está bien. Le anoto: día uno, superado.
Pará, perá, perá ¿Sigue con eso de los toreros? No, no, no. Lo de los toros. Este es Alí, el toro que puede mirar a dos toreros a los ojos al mismo tiempo y que cree en el futuro.

11 ago. 2009

41 El CuchiLLO




Usted empieza a creer en la reencarnación y considera que su vida actual está malograda, entonces apuesta al futuro.
Pero una visita al médico le informa que está perfecto, impecable y que vivirá 100 años. El asunto es COMO. No sabe hacer nada de nada y no tiene ni un céntimo. Relee su currículum y confirma que las chances de conseguir un trabajo son nulas. No tiene escapatoria, tiene que jugar, tiene que apostar. Algo.
Le pide un préstamo a la pelada mutante que manguea en la esquina y que se alimenta de las cascaritas y costras que extrae de su propio cuero cabelludo. Dos pesitos. Suficiente para apostar. Ahora falta el número del milagro, la clave del amor, el cbu de la alegría, el password del futuro, la llave de... el cofrecito de la sabiduría…pará, pará, pará…estás enviando camiones con cajones de frutales de toda índole. Bueno, bueno, paremos con el tecito de ginseng ¡por dios! ¡Siga, siga, siga! El número, el número. Se recuesta en la calle, frente a un local de electrodomésticos y agarra justo un especial sobre la vida de Julio Cobos. Un programa del estilo de E! Tipo biográfico. Toda la vida de Cobos, completa. Entonces se produce el apagón y cae de rodillas en el mundo de los sueños.
Se le forma una guitarra eléctrica que suena como una gallina enchufada. El ejecutante es Rogelio Frigerio y toca temas que hablan de desarrollismo. Uno del público hojea un libro que se llama: ”El acosador de la cabaña vecina” y disfruta mucho con las ideas que propone el autor. Pasa un burrito cargando a dos hermanos flequilludos, el frío los sigue, marchando por la ladera de la sombra. En un canasto hay un enano durmiendo al sol y un pajarraco gritando improperios y cosas sexuales a quien quiera oír. Usted se hace pis con total impunidad y grita: ¡ya hice! Mientras corre un tren, pero un empleado toma medidas con un Nonius o Vernier y le adelanta que no llega ni en pedo. Confirmado, no llega. Queda varado en una estación marginal en la que una patota suburbana golpea a sus amigos. Un desprendimiento de los golpeadores constituido por un solo malhechor lo asalta y le roba sus cosas. Usted se enfurece mucho. Consigue herramientas ferroviarias y se ensaña con el ladrón. Le hace cosas monstruosas con pinzas y alicates. Victorioso, sale a caminar como Ninja por el bosque y se alimenta de chupar unas chauchas con melaza, esas que son medio violáceas. Se encuentra con una persona común, conocida como “el hombre gris” y observa que tiene un problema de dicción y se le patina la erre. Entonces, para atenuar el efecto, se tatúa unas pequeñas letras erre sobre el labio superior, como estrellitas, pero son erres: mayúsculas, minúsculas, en imprenta, negrita, etc. El resultado es positivo. Sus interlocutores válidos, no pueden dejar de mirar sus erres y es como si se agregaran a su texto. Usted sigue acumulando cosas que no se entienden o se desconocen, y no puede resolver, en un lugar de vergüenza y humillación. No se sabe a quién preguntar ni adonde averiguar. Pero tampoco se olvida. Está ahí, acompañando.
Ned Ludd y el Capitán Swing le explican teorías y con un fierro viejo le muestran la práctica. Teoría y práctica. Ah, el señor leyó otro libro…
Una señora vestida de mucama pasea un perrito de raza Toy. Ella no pasea, él pasea. Ella está trabajando. La cuestión es que el perrito lo mea a usted, que se levanta sobresaltado. Si trajo una erección, muestresela al perrito Toy para traumatizarlo, acomódese y comience a reptar hasta la casa de quinela de Bocho y Nela. Todo al 41. Mañana, sale a patear tableros y a hacer tabula rasa. O por lo menos pida el flan mixto. Perá, perá...¿y este toro? ¿qué tiene que ver? ¿qué hace ese toro ahí? Ahh, el toro... ese toro... bueno, es un primo del toro Gullermina, y se llamaaaa Juanjo. Guapo ¿no?

8 ago. 2009

Chicas desnudas en bikini


Si usted considera que es vasco y se presenta como “el vasco”, usa la colgatina esa de la flor, haga el favor de hablar Euskera y tire piedras, y si no, no diga nada, llámese a silencio. Solo está confundido ¡ah, el señor es vasco! No, no, no, no, no, lo que pasa es que soy descendiente de vascos…Si, bueno, bueno. Yo desciendo de monos y no hago tanta alharaca. Sí es cierto que como bananas. Aprenda Euskera y después hablamos, “vasco”…¿Y lo del toro? Bueno, es otro amiguito. Este se llama Guillermina, y se la banca bastante. Aunque le gusta mucho la leche de hombre. ¿Pasa algo? No, no, no, todo bien.

4 ago. 2009

Partido

Se estaría armando el equipo de los jugadores con voces finitas para desafiar al RESENTIDO F.C.

VOCES FINITAS F.C.

CUBERO
CHELO DELGADO
BUONANOTTE
D ´ALESSANDRO
RATON AYALA (EL VIEJO)

Bueno, por ahora desafían a fútbol de salón. Se arman de a poco.

Y además, y ya que estamos con esto del fútbol, se propone en forma completamente gratuita, un aporte para amenizar y dinamizar el balón pie. Con la entrada a la cancha, usted participa de un sorteo. El número de su entrada juega. ¿Cuál es el premio? Un rato antes del comienzo del encuentro, por los altoparlantes se anuncia quienes han ganado ¿ganado qué? Por dios! Tranquilo, tranquilo, le voy a explicar, siéntese, respire profundo. No se si a todos, pero a mi me resulta cada vez más irritante seguirlo. Bueno, bueno. El asunto es así: la voz del estadio lee los dos números ganadores. Son dos personas que están entre el público. Pueden ser jóvenes, niños, ancianas, discapacitados, gente obsesionada con manifestar sus preferencias sexuales, vale todo. Entran al equipo titular, una persona de cada lado. El DT decide quién sale del conjunto. El resultado: un equipo puede tener de delantero a un niño gordo de 12 años, y el otro equipo, a una arquera de 71. ¿Y? Bueno, esto sin lugar a dudas revitalizará el deporte e incluso, incorporará nuevos adeptos que solo verán la participación de los dos invitados y harán comentarios ingeniosos. Señores, señoras, propuestas hay, si las cosas siguen así es otro asunto.

3 ago. 2009

Máximo Korki

Opina lo siguiente sobre algunos temas, sabiendo que opinar es completamente gratuito y que hay público para todo…
Che (él siempre arranca con che) Che ¿cuándo van a inventar algo que esté realmente bueno en lugar de, por ejemplo, el conversor de mensaje de audio a mensaje de texto…o la pantalla que responde al tacto…o el almacenador infinito de música, o la red social más grande de la red… ¿eh? ¿Cuándo van a inventar algo superador a la salamandra? ¿eh? (También dice mucho ¿eh?)
Otra vuelta, agarra y dice: Che, si se mira fijo a una planta que está en el balcón, y se conecta con ella, se puede escuchar el grito desgarrador de la misma, o sea de la planta: ¡Eh! ¡Amigo! ¡Acá! ¡Pst! Soy de interior, la reputamadre! ¡De in-te-rior! ¿Es tan difícil de entender? ¡Soy una planta de interior! Dios mío, cualquiera agarra y se compra una planta.
Y además de opinar, cuenta que conoce a un tipo que no hace nada y sufre un penoso accidente, y el médico le informa que no podrá realizar algo muy específico que de hecho el accidentado no hacía, pero ahora se obsesiona con esa actividad y dedica su vida a intentar hacer esa actividad…mmm…seguimos con problemas para explicar cosas muy sencillas…¿no quiere mejorar esta explicación? Prácticamente no se ha entendido nada, y le recuerdo que la muestra de video arte en el Mocman sigue abierta… ¡no!, no, video arte no!
Lo que quiero decir es que hay un tipo, pongámosle Jorge Luis Pachocho, que no hace nada de nada de nada. Y de todas maneras sufre un accidente que le jode, pongámosle para que entienda, las dos piernas, se le joden las dos piernas para siempre. Entoooonces, el doctor le dice: mire Pachocho, lo de esquiar y esas cosas, no va a poder hacerlo más…Pero Pachocho no esquió nunca, incluso odia el deporte, el frío, la palabra esquiar, todo. ¿Entonces? Ya va, ya va…Pachocho agarra y decide volverse esquiador. El primer esquiador paralítico de la historia. Y quiere que todos vean su tremendo esfuerzo, su epopeya…¿se entendió? Mmsé…no sé, no sé, no sé, no sé…flojito…yo creo que una vueltita por el Moclbanm va a tener que hacer… justo hoy arranca un festival de cine arte afgano fascinante. Agarra y va ¡Y calladito hueónculiáo!

1 ago. 2009

Otro nuevo trabajo Posible disponible



Se trata de pequeños publicistas humanos, que se meten de prepo en conversaciones ajenas y lanzan su venta, su oferta, su promo, su combo. Inspirados en las publicidades de Internet que interrumpen la lectura.
O sea, usted conversa con su amigo Duilio en Larrea, esquina Sarmiento, acerca de si Trotsky efectivamente fusiló a los marineros de Krondstat o no, a los gritos. Usted cree que sí, cuando de pronto, entre los dos, aparece un tipo, y arranca con, póngale…”repuestos para garrafas Arturo, te deja el asunto bien pirulo. Repuestos Arturo, una solución a los quilombos con los repuestos… Se puede permanecer tipo loop hasta recibir el castañazo merecido, o escapar rápidamente, luego del pregoneo cara a cara.
Señores, trabajo hay, solo hay que agarrar el pico y la pala y darle con todo. ¿Y la foto que tiene que ver? Ahh...bueno, no sé, creo que es el hermano del toro Rodolfito. Se llamaaaa Beto y dice así: Tú, torero, te vas a enterar, so cabrón sunormal!!