31 oct. 2007

30 oct. 2007

HOROCKSCOPO!

Salud: Comete excesos nuevamente, se duerme boca arriba en un sillón y se traga su vómito. No muere pero le queda muy mal aliento hasta fin de año.
Se ahoga en una piscina. Lo rescata la mucama, tarde, pero lo rescata. Pierde la movilidad de una parte del cuerpo.

Amor: Su esposa lo descubre con una groopie. Lo deja por otro cantante famoso que no tiene nada que ver con usted, salvo por el asunto de la música, que tampoco tiene nada que ver con la suya. Se diría que su esposa tiene el “know how” para enganchar rockeros famosos.

Dinero: su disco se vende bien pero pierde mucho con las bajadas gratuitas. Su antiguo espíritu comunitario y hippie se va a la mierda y se suma a las campañas policiales anti-piratería.
El día que finalmente llega a tocar con su grupo en un gran estadio, disuelve la cooperativa con sus amigos.

Salud: se le Porchetiza la voz y debe abandonar su grupo de trash noise metal piedra heavy total plus.
Sus fans no aguantan la pérdida de su cabello y arman una colecta para pagarle un tratamiento de reimplante capilar pelo por pelo. Usted escribe una canción de agradecimiento.

Negocios: llena 2 estadios con personas bastante pobres. Junta mucho dinero, el dinero de ellos. Compra un super auto. Ellos no se enteran de nada y lo consideran un semi-dios.

Actitud rocketer: se le diluye cada vez más. Ahora tiene una “señora que nos ayuda” en su nueva casa.

Vida social: detecta un traidor en el grupo y lo expulsa. Arma un casting para conseguir reemplazante. Contratan a un tipo que toca bien pero es de otro barrio y para usted eso es demaasiado, sospecha algo. Lo va a observar muy de cerca.

Planes: disuelve el grupo y sigue su carrera solista. Se vuelve más melódico latinobodrio.

28 oct. 2007

Última experiencia científica

El Doctor Arévalous quiere investigar en el mundo de la política, pero desde su lugar, un lugar científico. Decide caracterizarse de Alfredo Palacios. Consigue una peluquita pequeña, y unos bigotes exagerados. Le pide un traje a cuadros a su tío abuelo Oscar, y con gran resolución se introduce en un pequeño local del PSMMM, Partido Socialista Muy Muy Moderado. Interrumpe una pequeña asamblea, muy moderada, al grito de viva la patria, carajo!!!! Y los tipos lo miran preocupados. Se monta sobre una tarima y se presenta como un hombre interesado en la política y en su país, se declara patriota, honesto y capaz. Se autoproclama candidato a Presidente del partido. ¿Que opinan? les pregunta. Un anciano agarra su bastón y lo encara mal. Hay murmullos y el aire se espesa. El Doctor decide escapar de la turba, amenazando con volver con el brazo armado del partido. Un brazo muy muy moderado. Armado con una pistolita de cebita.
Tiempo después, el Doctor arma un ejército de zombies, integrado por colegas terapeutas y pacientes. Incursionan al grito de uuuuhhhh…ahhhhh…en diferentes ámbitos: presentaciones de libros, inauguraciones de muestras de pintura, cocktails, y en ferreterías. Las reacciones son diversas. En una ferreteria los cagan a trompadas, pero no les importa, es parte de la experiencia científica. Son zombies, que tanto. Avanzan por la avenida Peirano, en cámara lenta y causan terror. Salvo las partes en las que los cagan a palos, la cosa va bien. Toman notas para después.
Llegan al barrio chino. Los chinos desconfían de todo, incluso de este ejército de zombies. Sí, son zooombieees. Pero los chinos son chiiinooos.
Se meten en el regimiento de Patricios de Pacífico. Entran formados, al grito de uuuuhhhh…ahhhhh…en cámara lenta. Y no les va nada mal. Hay caos, corridas, griterio uuuuhhhh…ahhhhh…Algunos disparos al aire, pero el ejército de terapeutas y pacientes zombies resiste. La inteligencia militar hace su parte, bastante pobre. Acusan a la guerrilla zombie-marxista.
Siguen avanzando por la avenida Juan B. Justo. Se va sumando gente que se siente identificada con el ideario zombie y algunos ahorristas desperdigados. El movimiento crece y se arma una lista que aspira a la presidencia. La gran caravana de zombies hace una escala en el homenaje a Rogelio Frigerio, y hay llantos y abrazos zombies. El grupo sigue creciendo cada vez más, hasta la inevitable fractura: los zombies muy moderados, liderados por el Doctor Celnik, quieren aterrorizar a los comerciantes de Palermo, fundamentalmente a los que venden velas y papel reciclado, mientras que el grupo del Doctor Arevalous quiere vengarse de los Socialistas que lo humillaron, para luego si, tomar el poder e instaurar una monarquia zombie, con él como rey.
Las madres de los Doctores Celnik y Arevalous deciden internar a sus hijos en forma definitiva. El asistente del Doctor Celnik publica un peiper titulado: Los zombies y la clase media. Gana premios y se va de vacaciones a Haiffa.

21 oct. 2007

TESTAMENTO DE JUAN CARLOS BOBBIO

En Pipinas, a 5 de noviembre de 2000, yo, JUAN CARLOS BOBBIO, L.E. 518322, extiendo por el presente acto mi testamento ológrafo. Aclarando que estoy en pleno goce de mis facultades físicas, intelectuales, anímicas y mentales, además de físicas, intelectuales y físicas, sin olvidar las anímicas, intelectuales y físicas, ni las facultades, de ningún tipo, ni fisicas, ni de las otras, pero creo que a los 89 años, he de disponer de mis bienes de un modo justo, físico y equitativo, que fundamentalmente cobije los intereses fisicos y anímicos de mi querida esposa, y al mismo tiempo implique un reparto equilibrado en relación a mis herederos legítimos. Nací el 19 de noviembre de 1911, hijo de Darío Bobbio y de María Angélica Deloni, ambos fallecidos (q.e.p.d.) Contraje nupcias con Rosita Lucic el 19 de Julio de 1930. Tuvimos 3 hijos, y yo además, dejé a lo mejor, algún que otro hijo natural. Pero ellos no saben nada, y andan bien así. Asi que no se hagan los detectives.
Mi patrimonio está integrado principalmente por una bicicleta Legnano rodado 20, guardada en una cochera de la calle Peirano 32, una bola de pool, un morterito de madera, una guitarra con cinco cuerdas, un cajón con cositas rotas, un fiufi, un pimentero de madera que anda más o menos y un molde cromado para hacer budines.
A mi esposa le corresponde el 50% de la totalidad de mis bienes, ya que todos ellos son de carácter ganancial. La beneficio a Rosita en el usufructo del otro 50% de mis bienes, y el usufructo del otro 50%. Le lego a mi sobrino Ramirito Lavitman, la parte de este último 50%. De este modo, Rosita dispondrá, de hecho, del 100% de los bienes de nuestro matrimonio mientras viva. A su fallecimiento, su familia de sangre heredará el 50% que le corresponde como socia de la sociedad conyugal, y a mi hermano el otro 50% al extinguirse el usufructo. El 50% del 50%, quedará para completar el 50% anteriormente citado.
En el usufructo del otro 50%, o sea que a mi fallecimiento Nino tendrá la plena propiedad del 50% de mis bienes, y el usufructo del otro 50%. Menos una parte del 50% que quedará para Arturito.
Le dejo a mi sobrino Ricardito, toda la colección de tapitas, corchos, botones, y mi disfraz del Zorro. A Marité, una señora que no me acuerdo bien quién era, le dejo los repuestos para persianas que supe almacenar durante cuarenta años. Mora y Mauro, mis nietos favoritos, podrán disponer, con criterio, de todas mis pinturas, excepto las de colores cálidos, que son para Laureano Mendoza. Los pinceles, rodillos y lijas usadas, deberán ser entregadas en su totalidad, a Karina Flites, excepto los rodillos peluditos, que son para mi querida amiga Juana Mirenu. Menos el 50% de los mismos. El otro 50% de la totalidad y el 50%.
Designo como albaceas y administrador sucesorio a Alcides Giggia. Excepto el 50% de todo lo que era mío. Cualquier cosa rara que suceda, le pueden preguntar a Alcides, que es macanudo. Salvo cosas relacionadas con la muerte y el más allá, temas de los que no tiene la menor idea y por lo general dice cualquier cosa. El otro 50% anteriormente mencionado queda como está.
Firmo todas las páginas del modo en que lo hago habitualmente. Con esa firma que parece una arañita estrellada, y que en un 50% revela mi falta de carácter.
Por último, me despido con una voluntad: he visto a muchas familias afrontar este momento sin saber que hacer, con dudas, con indecisión ante el cadáver del ser querido. Les sugiero concurrir a una funeraria y disponer:
-nada de mortaja ni pijama, así desnudo vine, así desnudo me voy. Salvo quedarla en la mañana, con la clásica erección. En ese caso, tapadito hasta el 50%.
-el cajón más económico está bien, sin ceder al ofrecimiento de otro de “mejor calidad”. Es evidente que no lo voy a disfrutar más, y pueden usar el dinero para algo más útil, por ejemplo, un portalamparas para el sótano.
-pueden exhibir mi cadáver el tiempo que quieran, y de paso, chequear que no sufra de catalepsia. Si sufro de catalepsia y me entierran rapidito, voy a volver a vengarme uno por uno, de alguna manera horripilante.
-nada de coronas, ni simbolos religiosos cerca. Pueden colgar una foto de Trotsky o de Bakunin para generar polémica entre los invitados. No lo inviten a Rodrigo que es un bodrio.
-cremación total y cenicero común. Por favor, no se dejen amedrentar por los operarios de la muerte. No paguen de más, y aprovechen para pegarle una trompada a alguno de traje y corbata, se relajarán y evitarán ser estafados.
Bueno, los espero allá, en cualquier momento. Yo voy poniendo la mesa.

18 oct. 2007

4 oct. 2007

CURRICULUM VITAE PRIMITIVO

DATOS PERSONALES

Nombre y Apellidos : Urggrhh
Fecha de nacimiento : 1.878.777 a.c.
Lugar de nacimiento : Java
Urggrhh@grhghg.com

FORMACIÓN ACADÉMICA

1.878.777 a.c. Cae desde una altura de cincuenta y cuatro centímetros a un lodazal, desde adentro de su madre, que no se entera de nada y sigue tomando agua de un arroyo muy bonito. Es arrastrado durante algunos días.
1.878.776 a.c. Recibe el primer pedruzco en el cráneo.
1.878.771 a.c. Encuentra un garrote.
Llueve mucho siempre, no para. En la caverna tienen agenda vacía.

TITULOS Y ESTUDIOS SUPERIORES

1.878.769 a.c Conoce el terror de las hienas.
1.878.766 a.c Lo corre una banda de tipos aterradores de una cueva vecina por andar mirando para adentro.
1.878.762 a.c Tira piedras a un árbol y obtiene un fruto verde y muy amargo. Varias piedras le caen en su cabeza. Le sale un líquido rojo tibio del interior. Es rico.
1.878.760 a.c Tiene hambre todo el tiempo, salvo los primeros momentos luego de comer mamut crudo, que le cae un poco pesado.
1.878.758 a.c Hace eso raro que no es comer ni dormir y se hace de a dos. Su técnica es polémica. La prueba con cualquier ser viviente. Le gusta mucho.
1.878.758 a.c Descubre que las piedras no son seres vivientes y lastiman.
Algunos animales se resisten un poco. Si los castiga con el garrote, se dejan.

IDIOMAS

1.878.755 a.c Emite unos graznidos muy angustiantes, sobre todo cuándo insiste en agarrar el fuego con las manos y se quema.
1.878.753 a.c Se entiende bastante bien con los gorilas. Se vuelve a quemar mientras intenta agarrar el fuego con las manos.
1.878.751 a.c Observa la caída de grandes rocas desde arriba y ve como algunos de sus vecinos son aplastados por ellas. No le importa.
1.878.751 a.c Hace eso raro con sus conocidos aplastados por las rocas. Es fácil. Le agarra hambre de nuevo y prueba la carne de uno de los aplastados. No está mal.


EXPERIENCIA PROFESIONAL

1.878.749 a.c Pesca un poco en un río, con una lanza que tiene punta. Se la clava en su propio pie, creyendo que es alimento.
1.878.748 a.c Agarra fuego con las manos. Se había olvidado del asunto quemarse. Emite esos graznidos espeluznantes.
1.878.747 a.c Queda en medio de una estampida de búfalos. Tiene hambre y se sube arriba de uno medio flaco. Le mordisquea el cuello y se queda arriba, mientras se desangra. Dura veinte horas. Se da un atracón.
1.878.745 a.c Hace un frío de la san puta. Y sigue con hambre siempre.

EXPERIENCIA DOCENTE

1.878.744 a.c Quiere que un tipo le traiga comida y le enseña a pescar en el río. Accidentalmente le atravieza el pie con su lanza. El tipo le pega un garrotazo en el cráneo. Se pegan un rato largo hasta que se aburren y cada uno se va por su lado.
1.878.743 a.c Organiza un grupo para salir de cacería, por el tema del hambre. Lo siguen los más atrasados de la zona. La cosa no camina, tiene practicamente que empujarlos, se pegan todo el tiempo y hacen eso raro que se hace de a dos sin parar. Así no se puede.

OTROS CURSOS Y SEMINARIOS

1.878.743 a.c. Se mete de nuevo en la cueva de al lado y les muestra unos dibujos que hace muy bonitos en las paredes. La banda reacciona mal y es apaleado. No es momento para el arte.
1.878.740 a.c. Insiste en meterse en esa cueva vecina, se ve que hay algo que lo atrae y les muestra un palo que encontró. A nadie le interesa. Entonces tiene una erección y la muestra a ver que pasa. Tiene que escapar de la turba a toda velocidad.
1.878.740 a.c. Organiza a seis monos que lo miran aburridos. Quiere tener su ejército para copar esa caverna vecina. Algo sale mal y los monos lo atacan. Le hacen eso que se hace de a dos y que no es comer ni dormir. Se lo hacen de a seis.

INFORMÁTICA

1.878.734 a.c. Separa unas piedras y las agrupa. Avisa que son suyas. Todos siguen en otra y lo ignoran. Los monos merodean su zona.
1.878.733 a.c. Hace unas marcas en el barro y avisa que quieren decir algo, no sabe todavía que, pero es algo. Todos imitan a los monos y se ríen.

OTROS DATOS DE INTERÉS

Alta tolerancia al dolor fisico.
Predisposición a viajar por lugares helados.
Garrote propio, piedras y unos palos con puntas.

REFERENCIAS

1.878.733 a.c. Trepamiento a palmeras y captura de cocos. Buen manejo de fuegos.
Gran eficacia para realizar eso que no es comer ni dormir y que se hace de a dos.

3 oct. 2007

COMIENDO POR UN SUEÑO (3)

Tercer participante: Duilio Bobbio, de Garin.

Menú:
Papas peladas (2)
Paltas pasadas (3)
Pepinos picantes (1)
Poronguitas pisadas (4)
Pastelitos podridos (1)
Puré de Pionono
Pickles pastosos (32)
Pomelo pasteurizado (2)
Pineral (6)

Duilio Bobbio es previsor y contundente, por lo que que cierra con una porción de Pato piamontés y un helado de Pulqui. Prepara su equipo de cinta abierta, la deja en pausa y se pega con un perno en la cabeza. Ahora si, duerme el sueño bruto.
Algunos minutos después, Bobbio comienza a sudar la gota gorda y a respirar con gran dificultad. Su familia quiere detener el brutal experimento pero Bobbio ha sellado las puertas desde adentro con un sellador muy potente. Gruñe y gira en su eje, algo lo despierta y con un manotazo de ahogado, alcanza a liberar la pausa.

A continuación, lo que se trajo Duilio Bobbio:

“…Caminamos una calle de repuesto con mi señorita de cuarto grado, llamada Nina Palmira Podestá de Cano. Conversamos sobre lo mal que me ha ido en la vida y lo decepcionada que se siente de mi. Le pregunto si tiene ganas de probar el sabor del metal líquido y vemos a unos enanos muy malos que quitan tatuajes con hachitas, de manera muy dolorosa. Guardan las carnes tatuadas en cajitas de madera terciada. Pasan cuadrillas del nuevo gobierno, elegido por abrumadora mayoría, eliminando a las personas que no puedan demostrar una cierta cantidad de ingresos. Dos mochileros australianos atacan una sandía a batazos y se sacan fotos con un equipo ultra moderno que todavía no ha llegado. De un iglú se asoma mi perro “Coquito” y me dice que entre, que está todo bien, que están dando una película Noruega sobre taxidermia y terapias Ayurvédicas. Pero Nina Palmira Podestá de Cano me mira feo y me dice que deje de boludear y ponga dirección a mi vida, pero le digo que me da mucha fiaca y le ofrezco un chupetín violeta con partes de cactus. Entonces me abraza y se traga el chupetín con palito y todo…”

Gracias, Duilio Bobbio, por participar.