29 dic. 2006

05 El gato




Señora ¿se puede correr que me está tapando? Gracias.
Ahora hoy usted, está en una fila de autos que quieren cargar gas natural comprimido. Pero usted no tiene el equipo correspondiente. Pero se da cuenta demasiado tarde. Está en una columna compacta de automóviles que esperan. Cómo nada le importa mucho, se relaja, y se duerme un rato. Entonces se le arma en ese lugar, una patota de avispas, que tienen cerebro, y son vengativas. Pero usted, para variar, está masticando a los gatitos y no los puede tragar. Escupe una papilla de grasa y carne, hasta que divisa, a un ciberpunk que odia a los gays y dos punks gays, cada cuál con el uniforme correspondiente, provisto por el gobierno. El ciberpunk humilla a uno de los gays. El humillado saca una pistolita que dispara grampas y se dispara 17 en el brazo. Gana la situación. Todos piden ayuda médica, pero solo aparecen ranas albinas en los caños de su casa y sale agua con restos extraños por las cañerías. Tiene olor muy fuerte, a podrido.
Si, el agua está podrida y usted, que encuentra un brazo de rana que asoma por la canilla, confirma la sospecha: Un hombre rana falleció en el tanque de agua, y se está descomponiendo. Pero no conforme con eso, observa a un tipo, que circula con diferentes objetos introducidos en el ano, y los muestra luego de la pequeña caminata. Hagame caso solo por hoy: tomese una buena soda con mucho gas, raspante, que salga por los ojos, que agite la nariz, salude al camionero que tiene labio leporino y una gorrita de hule, camine despacio, mire hacia atrás al descender, indique su destino, y jueguee, aproveche que el fin se acerca y jueguee con toda!!

28 dic. 2006

18 La sangre




Sostenga esto un segundo, por favor. Gracias. Ahora está en la sala de espera del doctor, porque quiere preguntarle cosas, relacionadas con su salud. Pero usted no es el único infeliz con problemas, y tiene que esperar, en una salita muy triste, con música funcional, y usted no sabe si le gusta o no le gusta. Ojea una revista con fotos de personas un poco desnudas y se excita. Sin embargo, al cambiar de página, duerme unos segundos, y se interna en una biosfera artificial. Sueña que camina sin rumbo fijo, con botines de fútbol, en dirección al puerto y llega al muelle y observa varios grupos de pescadores, escucha radios prendidas, con la voz de Mario Mactas, ve algunas latas con lombrices, mates y bizcochos, diarios manoseados, todo muy lindo, todo muy lindo, hasta que al pasar por al lado de un gordo que se prepara para lanzar su línea, con varios anzuelos y plomadas, siente un violento tirón en el párpado. Usted se cubre la cara con la mano, y siente otro tirón, pero en la pierna, que le arranca un grito finito. Entonces, ve un banderín que dice “soy tu padre” y siente que el párpado se le quema. Escucha que varios gritan, pero el tirón es más fuerte y su párpado cede, y se aleja, lo ve irse con las lombrices, las bolitas rojiblancas y una plomada gigante llena de puntas. Sin embargo, usted, nunca, por ningún motivo olvide que se trata de usted, sabe que sigue capturado de la pierna y ahora hay varios que lo miran y dos que intentan ayudarlo. Escucha la voz de su maestra Alicia que le pregunta si sabe cuáles son los 4 puntos extremos de la Argentina. Pero las voces le llegan distorsionadas. Su párpado se fue. Usted no tiene más párpado. Paaarpaaadoooo.
Usted cree que han pasado siete años, y le explican al gordo que saque la línea, que tal vez se lo pueden volver a poner. La pierna se le incendia y traen pinzas, alicates y navajas afiladas. Todos opinan.
Su sangre es clara y no muy espesa. Se enfría enseguida sobre la pierna. Bueno, usted va a descansar un poco, y después, si, después...Le gritan que aguante un poco más. Ya tienen el anzuelo agarrado con la pinza. Tironean pero no sale, y no quiere salir. El frío que tiene es mortal. Algunos están en remera, pero su frío es azul, y empieza a temblar.
Ya no distingue las voces, no entiende lo que dicen, salvo, a Mario Mactas, y siente las tablas del muelle en la espalda, tiene muchísimo frío y calor en el ojo sin párpado. Usted pregunta: ¿Qué pasó con mi párpado?
Y ve que los pescadores sacan por fin el anzuelo de su pierna. Pierna y párpado. Realmente, es su última oportunidad de ser multi multi millonario, no sea cabezón, y juju-juéguele!!!

25 dic. 2006

Confieso que he bebido-7

Hoy EE.UU de Norteamérica.

La última gota de la petaca, estalló en mi caverna sedienta. Recuerdos, y anestesia local, antes de escuchar la voz de un gorila sub-normal de la embajada, que me grita con voz bovina: Next!
El asunto de la visa comenzaba a generar una cierta inquietud. Pero el trabajo es así, y los hermanos Calhahn Mac Allister, me aguardaban en California. Mi editor me solicitó un articulo sobre el Merlot, cepa que aparentemente, ha bajado su caudal de consumo, luego del estreno de un film para afe-minados.
Con la cena, degusto dos Martinis bien secos, una botella de Cabernet francés, y tres tequilitas, porque creo que volamos sobre México.
Al bajar, siento la sangre bullir a gran velocidad, y los brazos paralizados, es por eso, que no puedo evitar preguntarle a un custom fronterizo: Mister, mucho traje, mucho handy, mucha security, pero en Viet-Nam les dieron para que tengan, ¡eh!
El forzudo me miró serio, y contestó que no hablaba español. Entonces, le hice el inequívoco gesto de introducir mi dedo índice, erecto, en un pequeño circulo, confeccionado con el pulgar y el índice de la otra mano varias veces, y a gran velocidad: Digo, que in Viet-Nam, Ho Chi Min, fuck marines...Capishe?
Balbuceó unas palabras en su walkie talkie, y en pocos segundos, tenía a mi alrededor, un par de granjeros de cuello enrojecido, con trajes de policías. No está mal para comenzar, pensé. Me llevaron a un cuarto y me sometieron a un penoso interrogatorio, pero sin contacto físico. Entonces, para despejar dudas, les suelto: ¿Y Cuba? Una isla diminuta, a 50 kilómetros! Dejense de joder! Gobernada por un anciano! Y nada, no pueden hacer nada! Dios mío, que ineptitud!
Ahora si, llegó el policía malo, y me dio con todo: manopla, bate de béisbol en las rodillas, cachiporra y un toque de gas paralaizer. Agradecido, partí en remise, a la finca de los hermanos Calhahn Mac Allister, en la soleada California.
Nivelo con un ron que compré en el free shop, y una cerveza no muy fría, por el temita de la sed. Y en eso lo veo al chofer: mezcla de Joaquín Galán, con el cantante rubio de Abba, con un toque de algún simio del planeta de los simios, y para romper el hielo le pregunto: Maestro, ustedes son como 260 millones, ¿no? ¿Como puede ser que no junten 11? ¡11!! Claro, tienen la misma limitación física que los españoles y los chilenos, me había olvidado...metió un cambio incorrecto, y el auto acusó recibo.
Dos tipos entrados en carnes, arrebatados por el sol, me esperaban en la entrada. Los hermanos Calahan Mac Allister, en bermudas y musculosas, me saludaron afectuosamente, cosa que me preocupó. Caminamos unos metros, y me presentan las primeras barricas: Arranco con un cabernet avignon, dos copitas de Puchet Robled nuar, y dos de Pinot chucrut, y entonces si, y para precalentar, les pregunto con voz finita: ¿Y Bin Laden? Tienen el ejército más poderoso del mundo, y no pueden agarrar a un par de tipos con túnica y barba? En un desierto con unas cuevas!! Raro, ¿no?
Los hermanos se miraron, uno tosió un poco y llamó al operario de la barrica móvil. Probé un Merlot zidan, un Rififi Putot, y pedí repetir tres veces el Merlot Zidan, el que parece ha descendido el nivel de ventas. Entonces, los miro a los tres a los ojos al mismo tiempo, y les pregunto: Ustedes, si mañana se hace una película que habla sobre las virtudes de tomar rosado brasileño, van y lo toman, es más, lo compran…ay, ay, ay…Diganmé: ¿Cómo hicieron para tener la máxima población de Obesos del universo! No del mundo! Oíme: no debe haber un planeta en todo el cosmos, con la cantidad de gordos que tienen ustedes! Y piden visa!! Visa!!! ¿Que tienen de bueno? ¿Miami? Haceme el favor! Es un pantano! Hablan un dialecto del inglés que no se entiende nada! La cerveza local, parece agua. Y el café!! El café!! Y no hablemos de los tifones y huracanes!!
Ahora si, me cabecearon, me machacaron con los puños, y me hicieron un torniquete en el cogote, me patearon, me pincharon con unas ganchetas afiladas y me dieron con el zurriago hasta abrirme bien las carnes. Me pusieron sal, y me hablaron en ese idioma gangoso que utilizan.
Se acercaban 6 operarios con una nueva ronda de Mutué sinsemiy, un blanco helado. Probé dos copas, agregué una de Minué Polet y repetí seis más del Rififi putot, básicamente por el tema de la sed. Recuperado, y contabilizando 9 gringos sonrosados a mi alcance, no pude evitar preguntar: Che, ¿qué pasó con las torres gemelas? Las fui a visitar en mi último viaje a NYC, y había un pozo. ¿Las trasladaron a algún otro lugar?
Me metieron en la zupia, me ataron con alambre de púa-que les llevé de regalo junto con un dulce de leche y una picanita-y cada uno, con sus herramientas de labranza, me castigaron durante 12 intensos minutos. Pellizcos, tajos, raspones, moretones multicolores, boca desflecada y chocolate.
Agradecido y satisfecho, me escoltaron hasta el auto. Tomé mi cuaderno de notas, y escribí: El Merlot zidan, es un vino para machos, aguantador, larguero y bueno para zanganear, por lo tanto, no apto para el pueblo norteamericano.

34 La cabeza



Usted sigue imbancable y le pide nuevamente a un amigo que le pegue con un palo en la cabeza. Cae desmayado y sueña que está en la casa de, por ejemplo, Lila, y se abre un armario, y se le cae un caballo gateado arriba. Aparece un perrito, de ella, que tiene un sistema para auto abrir el lomo y meter todo el caballo adentro y se lo come cómo una boa constrictor.
Entonces, llega Leonor, una amiga de su madre, su madre, porque parece que está en lo de su madre, y usted le tira su caverna a ajo, pero lo interrumpe, y señala una pared de un edificio. Dice que es lo que organiza ella, y se ve un ballet en el teatro Colón, proyectado, y muchos pisos más abajo, está el Colón. Sin embargo, observa a su perra, que corre a saludar al chofer de un vehículo desconocido que frena en la ruta, y usted es picado por una avispa horripilante, y con un movimiento ninja, la aplasta con un libro color amarillo patito. No sea necio: juéguese! Poquito, pero algo le jugaría.

20 dic. 2006

13 La yeta




Está caminando por un Parque, y se encuentra con un cascarudo. Decide seguirlo, ya que usted está completamente desprogramado, por la falta de sueño. Lo sigue, lo sigue, caminan juntos, caminan, se detienen, miran, huelen algo, siguen, hasta que deciden descansar en una sombra, usted y el cascarudo. Entonces se duermen acurrucados, y sueñan que sus madres tienen unas plaquetas craneanas que se abren y se cierran, entonces ven a una nena descontrolada con un cuchillo, que no puede matar a su hermano inmortal, y la madre le grita que no haga cochinero, sin embargo, ustedes ven una cena, en la que se ve de lejos un televisor encendido, y ven una película con Vincen Price, y ustedes se acercan para avisar que vienen escenas de asco, pero no los escuchan, hasta que aparece un cadaver blanco de una mujer hermosa que es caminado por hormigas rojas, y usted escucha aterrado que ha comenzado a cantar el pájaro padrino, justo antes del amanecer. Despierte al cascarudo, expliquele telepáticamente el tema de la quiniela, y corran como seres prehistóricos que son, al local más cercano, a jugar, si, a jugar!!!

17 dic. 2006

54 La vaca


Ahora usted está llamando a una ambulancia de su obra social, para que lo retire, todo gordo, de un asado. Al acostarse en la camilla, se derrumba en un sueño pesado, casi sin respiración, e inmediatamente atraviesa una sustancia viscosa y se encuentra con una manifestación de toreros paralíticos que reclaman al gobierno, y ve un caño que se rompe, y salen miles de cucarachas, cómo si fueran agua, y aparece un niño que es su hijo y se llama Raimundo, y usted le explica que le puso ese nombre porque es su raíz con el mundo, y el niño le dice que cree que usted es un pelotudo, sin embargo, ve de lejos a una chica que se baja de un auto, con ropa deportiva y se pasea con un perro boxer blanco hembra, con muchos collares de cuero marrón, y al verlo a usted, le empieza a ordeñar las tetillas. Al perro, no a usted. Arranque de una vez, pida otra ambulancia y vaya directo a la casa de quinela a jugar.

46 Tomates


Está jugando al ajedrez en una plaza, contra un anciano, y en la novena movida, mientras espera su turno, duerme unos 27 segundos, suficiente para que se le arme una amiga suya, en el cuerpo de un perrito, que tiene dentadura metálica, y entonces, presencia un suicidio masivo de polillas contra un vidrio, y encuentra las crías de una paloma que están comiendo tomates cherry, en el bolsillo interno de su campera azul, sin embargo, usted, nunca olvide que hablamos de usted, descubre la mancha de humedad de la pared de la casa de su tío, que se convierte en una canción diaria que aparece y desaparece. Se le resbala la cabeza de la mano, acuesta su rey, saluda con un toque en su boina, y se desliza en su silla de ruedas, como un demente, emitiendo gritos agudos, y si, juega todo ¿o sigue sin interesarle el dinero?

12 dic. 2006

12 El Soldado




Uf, usted, otra vez usted. Ahora está haciendo cursos de cosas, para progresar en la vida, pero también tiene miedo, mucho miedo, de todo. Está pensando seriamente en andar armado. Pero en un momento de trauma acústico-porque eso es lo que usted ha sufrido-se duerme tranquilo, en la sala de espera de su dentista, y sueña con una casa, que es la suya, y parece ser que se ha convertido en un chiquero psicótico. Y usted empieza a ordenar un poco, y hay una forastera, y descubre a un pariente suyo escondido, y usted le dice: ¿no me hacés el aguante y ordenamos, que hay una señora? Y su familiar le responde: ¿sos tarado o te hacés? Y ahí, recién ahí, usted se da cuenta de que el chiquero psicótico era obra suya. Entonces, se le arman unos árboles que tienen la forma de unos espinazos de pez, y ve un cartel que da prioridad a las personas decapitadas, pide a los gritos un poco de edad de piedra, pero está cenando con su amigo Ouro y su novia AnamarinOuro, unas pizzas que dan muchísima sed, y usted les pregunta si ese árbol es de carne de árbol. Y, ven que el fuego se come todo, y después desaparece. Entonces, piden la cuenta, caminan dos cuadras, entran al local de quinela, sacan lo poco que les queda, y lo apuestan, como dios manda.

9 dic. 2006

77 PIERNA DE MUJER



Parece que usted está aquí y va a una cena familiar. Hoy se cumple un mes que no duerme de verdad. Es por esa debilidad, que usted accede a concurrir. Pero al sentarse a cenar, rodeado de ancianos, y personas que le resultan lejanas, relaja el cuello unos 2 o 3 segundos, y sueña con un artefacto medieval de tortura, en el que usted cae violentamente y tiene el formato de una trampa para osos. Ensangrentado, usted intenta soltarse, tironeando, y una multitud que no lo ayuda, le dice que es peor luchar, entonces, lo apura un rumano, a usted, que se ve que es bastante cagón, y usted, lo amenaza con denunciarlo a la policía, entonces el rumano le dice que pensó que podían resolver las cosas como hombres y usted, siente vergüenza, y corre sobre los capots de los autos y toma plena conciencia de que la electricidad es una sustancia animal viviente gigante cuyo cuerpo son miles de cables, lámparas y artefactos eléctricos que funcionan como terminales nerviosas, y cuándo un cable se corta, y lo toca, a usted, lo muerde y lo mata. Despabile, diga que tiene que salir un minuto, y si, corra, corra como el demonio, y jue-guele.

6 dic. 2006

Confieso que he bebido-6

Hoy: Nada, en San Pablo, Brasil.

El avión que me trae del “país vasco”, sufre una demora en la escala en el país Brasil. Avisan que serán 5 horas, cómo mínimo, y mi editor, me pide que concurra a pocos kilómetros del aeropuerto, a la bodega de los hermanos Rune y Aldrich Newton Mendonça, productores “experimentales” de una cepa llamada Marcoteiro, un rosado interesante, según él.
Antes de la escala, mi interés profesional, me acerca a un tubito mañanero de tinto de Rioja, una cerveza Belga para refrescar, y un par de chupitos de Vodka soviético, a modo de cierre. Por lo tanto, la palabra experimental, me resulta muy interesante.
Sin embargo, luego de la despresurización, y al recobrar la movilidad de mis piernas en el taxi, la cosa cambió, y no pude evitar preguntarle al chofer: Maestro, ustedes son pentacampeones, son la quinta economía del mundo, pero ni ganando cinco mundiales seguidos, nos harán olvidar del Maracanazo. Giggia y Schiaffino, esos si que eran machos!
El hombre, se sonó el cuello, miró la hora y aceleró por un camino de tierra seca.
Llegamos a una finca, por llamarla de alguna manera, con palmeras, y cocoteros. Más que un viñedo, parecía Coconor. Los hermanos Mendonça, me esperaban sonrientes, ataviados con bermudas multicolores y sandalias. Dos sujetos regordetes con sandalias. San-dalias. Imaginé que bajo las bermudas portarían sendas sungas y sentí temor.
Me recibieron con una copa de Marcoteiro, un brebaje de color rosado, con un sabor anodino. Pedí dos más, para confirmar mi primer impresión. Y si, confirmado. Esto no es vino.
Un grupo de operarios, me acercó la linea completa de los vinos experimentales, todos, de color rosado. Probé un Rorcuyeiro, dos copitas de Troncoço, y nada, sentí pena. Entonces, agarré y les tire precalentando: ¿Alguna bebida para varones? Digo ¿esto es vino? Claro, ahora entiendo: Eso que ustedes denominan asado, lo acompañan con esto que denominan vino.
Los operarios me miraron serios, los hermanos Mendonça, en cambio, insistían en mantener la “buena onda brasilera”-buena onda lindera con la homo-sexualidad-actitud que me obligó a repetir una vuelta completa.
Entonces, aprovechando la llegada de más operarios con la picada y unos barriles con más vino rosado, me subo a un banquito y les pregunto a todos, en voz alta y firme: ¿Se acuerdan del gol de Caniggia en el 90? Y ahí si, primera reacción normal: Me bajaron agarrado del poco pelo que me queda en la nuca, me dieron con palos, picos, con la mita, la encomienda y el yanaconazgo. No sé si fue el rosadete, o la poca calidad de los operarios, pero no pasa nada.
Entonces, volvió a circular un botellón, frío, de mano en mano, momento en el cuál, y para evitar que se relajen, les digo: ustedes mucho Lula, mucha bandera roja, mucho PT, pero los Yankees los tienen marcando el paso.
Me agarraron de los tobillos, me bajaron los pantalones, me pusieron una sunga, y me dieron nalgadas con un rebenque gaúcho mojado durante 20 minutos. Aún en esas condiciones, les solté: ¿Por que no aprenden castellano, cómo todo el resto del continente? Tanto miedo le tienen a los portugueses?
La boca deshilachada, los párpados colgantes y las orejas calientes, me producen una sed demencial.
Pido un toquecito más del rosadete, y ya que están, un poco de esa cosa llamada cachaça, que paraliza todas las terminales nerviosas bastante bien, y les pregunto: Figuran entre los 10 países mas extensos del mundo, y ¿no hay vino? ¿que tienen? ¿Cachaça? ¿que es? ¿De donde la sacan? ¿Y con que la acompañan? Con porotos negros!! Haceme el favor!!
Corrí ensungado, con los cachetes enrojecidos por un campo de cardos y trepé a una bicicleta. Caí a los pocos metros y fui alcanzado por la turba, a la que se sumó, el portero, un repartidor de sifones, y las mellizas Pelufo, dos obesas que parece que gustan de los hermanos Mendonça, y si, me dieron con todo. Sentí mandíbulas cerrarse en mi carne, y halar con fuerza, torniquetes medievales, y muchos coquitos craneanos, sin embargo, pude garabatear en mi cuaderno de notas: El rosado brasileño, a pesar de ser experimental, feminoide, sumiso y cargado de solecismo, es excelente para el uxoricidio.

4 dic. 2006

36 CASTAÑAS



Mireme a los ojos y escuche bien: hay un insecto muy chiquito, que muerde fuertísimo. Pero a usted no le importa. Usted cree que está destinado a grandes cosas. Pero, lamento recordarle, que usted es…un tonto. Un tipo que no sabe hacer una división entre un número, y otro número que tiene una coma. Pero, a pesar de todo esto tan triste, usted consigue dormir un retazo de tiempo. Se le forma una cancha de tenis, y un pariente suyo, evalúa la calidad de la misma. Y usted tiene una breve pero intensa relación con una hormiga playera. Pero cae prisionero de una puerta giratoria, y está calzando botas de ski. El olor a talco infantil lo comienza a excitar un poco. Entonces, se acerca a la barra de un bar, y entre los restos de comida, en los platos apilados, distingue una nariz humana, gorda y fea, entonces, usted, camina cómo la momia a la casa de quinela, y le juega todo todo todo todo lo que le queda.

82 LA PELEA



Usted está en problemas. Ya no le importa nada. Quiere llegar al fondo del asunto. Y decide que esta vez va en serio: no va a dormir nunca más, así cómo tampoco come conejo. Sin embargo, al tercer día, el sonido se comienza a distorsionar, y vuelve a creer en dios, o en algo parecido, que le da cierta seguridad. Cree que está como en una especie de obra social de la muerte. Pero le recuerdo, que usted, es solamente un pobre tipo, que cree cosas. Y es entonces cuándo el sueño, le cae cómo un Drácula albino en la yugular, y sueña con una pelea a los gritos con Graciela Borges, que termina cuándo ella le ofrece unas rodajas de pan negro con salame. Y de pronto, usted está en un baño, peleando contra un perrito que es propiedad de una nena, que por algún motivo, está disfrazada de putita, y usted, decide pegarle al perrito, porque parece que hizo algo malo, y entonces, la nena, lo acusa a usted, de violador hijo de una gran puta, y entra un karateka, y lo castiga, a usted, pobre infeliz, que no hizo nada, entonces, con todo su resentimiento, juega, si, agarra y juega un poco.